jueves, 3 de mayo de 2012

¿Cuál es el origen de la Luna?


 
La teoría delgran impacto es la más aceptada a la hora de explicar el origen de nuestro satélite. Esta teoría postula, que poco después del origen de la Tierra, un protoplaneta llamado Theia, con un tamaño aproximadamente igual al de Marte, colisionó contra nuestro planeta hace unos 4.533 millones de años.

Producto de esta colisión, la mayor parte del manto de Theia y una parte importante de la superficie terrestre salieron despedidos, mientras que el núcleo de Theia y parte de su manto fueron incorporados a la Tierra. Hay que entender que con la energía del impacto debieron fundirse buena parte de los materiales implicados, y el núcleo de Theia al ser más denso que el manto de la Tierra, pudo descender, atravesándolo hasta unirse al núcleo de nuestro planeta.

Por otro lado, de entre los materiales que fueron despedidos con el choque, una fracción debió quedar en órbita alrededor de la Tierra, seguramente formando un anillo de rocas. Estas rocas irían atrayéndose por fuerzas gravitatorias y colisionando entre sí, uniéndose, hasta formar la Luna.

Gracias a esta teoría quedan explicados muchas cuestiones interesantes como: la inclinación del eje de rotación terrestre, que sería un efecto del impacto; el reducido tamaño del núcleo lunar en relación al diámetro de la Luna, que sería debido a la captura del núcleo por parte de la Tierra; la similitud en muchos aspectos entre la composición de la superficie lunar y terrestre, así como diferentes a las de otros cuerpos del Sistema Solar, sería debido a la formación de la Luna a partir de los restos de materiales de la Tierra y de Theia tras su colisión; el momento angular del sistema Tierra-Luna, que coincide con el que cabría esperar siguiendo esta teoría…

No obstante, esta teoría deja varios cabos sin atar, como el hecho de que no se han encontrado pruebas en la Tierra de la fusión que debió provocar el gran impacto de Theia, o la presencia de una proporción mayor de óxido de hierro en la Luna que en el manto de la Tierra, lo que parece indicar que poco manto terrestre debió participar en la formación de la Luna.

A pesar de que la teoría del gran impacto sea la más aceptada hoy día, es solo una teoría, y puede que en un futuro, aparezcan nuevos datos que permitan aproximarnos más a la verdad, ya sea complementando esta teoría o desbancándola por otra nueva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada