jueves, 21 de junio de 2012

Dona sangre, regala vida.


Cada día 75 personas salvan su vida en España gracias a las transfusiones de sangre o sus derivados, a las que debemos añadir muchos otros pacientes que recuperan su salud gracias a estas transfusiones.

Teniendo en cuenta que, pese a los avances de la ciencia, todavía no somos capaces de fabricar sangre en los laboratorios, es necesario obtener toda la sangre que requieren nuestros hospitales de personas sanas. Por ello, España cuenta con un sistema público de donación, donde la sangre es donada de forma voluntaria y altruista, y que asegura unos controles de calidad y seguridad adecuados con una gestión sin ánimo de lucro.

Donar es un gesto solidario que no supone perjuicio alguno, pues el algo menos de medio litro de sangre extraído en cada donación son rápidamente recuperados por nuestro organismo, y el proceso es seguro: el personal sanitario comprueban rápidamente si podemos donar sangre, y a través de posteriores análisis se comprueba nuestro grupo sanguíneo y la calidad de nuestra sangre para así evitar la transmisión de enfermedades de los donantes a los pacientes.

Las condiciones básicas para poder donar sangre son las siguientes:
  • Edad entre 18 y 65 años.
  • Peso mayor a 50Kg
  • Gozar de buena salud y no realizar prácticas de riesgo que faciliten el contagio de hepatitis, sífilis o SIDA.
La frecuencia máxima de donación es de 4 veces al año en hombres, y 3 en mujeres, dejando en ambos casos 2 meses como mínimo entre dos donaciones consecutivas (la menor frecuencia de donación anual en mujeres es una precaución para evitarles posibles anemias derivadas de la suma de sangre donada a la perdida por la menstruación).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada